Eduardo Jiménez Fotos: Carlos Quevedo Eduardo Jiménez Fotos: Carlos Quevedo

Italika VX 250 Adventure "Pretenciosa Adventurera"

Con la finalidad de complementar el catálogo de la familia doble propósito por parte de la firma mexicana, llega esta equipada propuesta, con el objetivo de satisfacer nuestras necesidades viajeras

Debemos reconocer que el impacto visual logrado por esta motocicleta es por demás atractivo. Se trata de una propuesta “doble propósito” con aire aventurero por parte de Italika y si bien su ambiente ideal es la urbe, lejos de limitar nuestro instinto viajero, consigue una flexibilidad de uso suficiente. 

Durante nuestro primer contacto con la VX250 Adventure, identificamos un nivel de equipamiento sin precedentes para la marca, donde destaca la iluminación full LED en el grupo óptico; instrumental mixto con tacómetro análogo y display LCD, capacitado para visualizar la computadora de viaje y estatus del conjunto. Los mandos, ofrecen ergonomía y la ilustración es clara, aunque el tacto evidencía su origen low cost. 

Mención aparte merece el juego de maletas (incluídas de serie) las cuales, aunque no presumen de gran capacidad, el hecho de conformarse por una triada, permite llevar con nosotros todo lo necesario para nuestra próxima aventura además de que poseen chapas independientes. Si bien la apariencia metálica es meramente estética; dado que son completamente plásticas, destaca  la sujeción al bracket, mitigando así el bailoteo y por añadidura, el ruido. Una vez a bordo, la postura de manejo es cómoda, a 90 grados que exige el segmento, para permitir un manejo libre de fatiga y, en condiciones de terracería, la posibilidad de poderse parar completamente sobre los posapiés, pues de igual forma, el manillar posee una altura y ubicación adecuada para el propósito. 

Que empiece el viaje

El objetivo de cualquier moto perteneciente al segmento de la VX250 Adventure, es el poder ofrecer un desempeño adecuado en –casi- cualquier tipo de ambiente, donde encontramos una moto que pretende encarar a sus rivales con argumentos como su juego de neumáticos doble propósito, esquema de suspensiones conformada por horquilla invertida al frente, monoshock de precarga en el eje trasero; engine cage para la protección del conjunto y frenos de disco en ambos ejes. Desafortunadamente, el sistema antibloqueos (ABS) sigue brillando por su ausencia. 

Por otra parte, su motor de 250 cc ofrece suficiente respuesta en la urbe, incluso, con un pasajero a bordo. En terracería, la entrega de par cumple y en carretera, obtenemos el desempeño que cualquier baja cilindrada es capaz de ofrecer. Sin embargo, se sigue percibiendo una puesta a punto poco contundente en la alimentación, donde el vaivén de la marcha pasa factura en la operación; este detalle, puede provocar que el propulsor se apague involuntariamente obligándonos a mantenerla en un régimen de operación más elevado. Por el contrario, existe un punto a su favor, el hecho de ser enfriado por agua, permite una mejor eficiencia en la operación del propulsor, lo que a su vez mitiga los consumos finales.

Tu momento

No hay pretexto, la nueva Italika VX 250 Adventure, se posiciona como una propuesta excelente para todos aquellos aquellos entusiastas que deseen iniciarse en el mundo del doble propósito o bien, como una alternativa viable en nuestra complicada urbe, perfecta para enfrentar las molestas irregularidades de nuestro asfalto y superar cómodamente cada tope. Si bien su precio puede sonar elevado, lo justifica con su nivel de equipamiento, apariencia robusta, que puede emular una mayor cilindrada y un costo de mantenimiento razonable respecto de los de sus competidoras mas cercanas. De esta forma, la firma nacional busca obtener su tajada del pastel, donde las rivales japonesas marcan el ritmo con una completa oferta.

 

Notas Relacionadas