×

Aviso

There was a problem rendering your image gallery. Please make sure that the folder you are using in the Simple Image Gallery Pro plugin tags exists and contains valid image files. The plugin could not locate the folder: images/galerias/madboxer

Eutimio García Fotos:MPIB Eutimio García Fotos:MPIB

“MadBoxer” by Marcel van Hooijdonk

La escena custom sigue dando buenos ejemplares, además de innovar cada día para así lograr seguir sorprendiendo a muchos, en este caso, el origen de todo es un bóxer motor de cuatro cilindros y 2.5 litros

La motocicleta que te presentamos no es más que un proyecto ambicioso que tomó Marcel van Hooijdonk hace ya poco más de cinco años, cuando uno de sus amigos le presentó un boceto, dicho trabajo correspondía a un vehículo de dos ruedas con un corazón de Subaru, para ser más precisos el motor del Subaru Impresa WRX. Dicho proyecto recibía el nombre de Subaru WRX-Powered KickBoxer, corría a cargo de el diseñador diseñador Ian McElroy y hasta ese entonces sólo era un proyecto en una computadora.

Tras el impulso de aquél amigo Marcel se dispuso a trabajar en su propia versión, tomando como referencia el propulsor. Consiguió un par de ruedas y un motor, todo sobrepuesto para en un principio visualizar el resultado “Coloqué el motor sobre un banco y decidí alinear un par de neumáticos, tomé una cerveza y dije: Sí, es posible”. De ese momento hasta finalizar el proyecto han pasado más de cinco años.

Muchas de las veces colocar un motor ya sea de un auto o de algún otro vehículo en el chasís de una motocicleta suele ser difícil pero en este caso fue al contrario. El EJ25 turbo comenzó por ser el centro del trabajo, a su alrededor todo fue construido o adaptado. Para el motor sólo se ha modificado el turbo, por uno más pequeño; ahora posee una caja automática de dos cambios, por lo que la potencia no es igual a la registrada por el Impresa WRX pero sí ronda los 200 HP. El nuevo chasis, basculante y la horquilla fueron creados a partir de renders que Marcel realizó, su experiencia con diversas herramientas jugaron a su favor para ensamblar todo y hacerlo funcionar a la perfección. Todo el proyecto estuvo bajo las normas de Nueva Zelanda -país de origen de esta montura- por lo que es completamente legal rodar con ella por cualquier carretera de aquel lejano país.

Como te mencionamos algunas elementos tienen origen en distintas marcas, el tanque de combustible proviene de una Kawasaki Ninja, los rines fueron comprados en eBay y el sistema de frenos provienen de Buell. Al portar una caja automática el proceso para frenar es similar a un scooter, lo que queremos decir es que ambas palancas en los puños son para accionar el freno, mientras que los posapies sólo cumplen la función de apoyo. Otro de los trabajos a destacar el es eléctrico, ya que todo el cableado fue reorganizado y junto con la batería ocupan un espacio debajo del asiento; cabe señalar que la pequeña batería de moto no es suficiente para arrancar por lo que es necesario una batería extra y cables para hacerla encenderla.

Un proyecto que llevo mucho tiempo concretar pero que sin duda es único, con una potencia envidiable y por supuesto una estética bastante llamativa. La lejanía con su país de origen nos limita para conocerla más de cerca y ver que tal va en carreteras, sin duda es una propuesta interesante y sobre todo bien lograda.

{gallery}madboxer{/gallery}

 

Notas Relacionadas