Eutimio García Fotos:Triumph Eutimio García Fotos:Triumph

Triumph, Thruxton TFC “EXCLUSIVIDAD A TOPE”

La firma británica una vez más detonó el mercado, con el lanzamiento de una variante en su gama con la presentación de un modelo premium y un concepto del que conoceremos más en sólo unos meses

Lo nuevo de Triumph se trata de una edición limitada a 750 unidades por modelo a nivel mundial, para la presentación de la primera de ellas los medios se reunieron en la sede de la fábrica de la marca en Hinckley, Reino Unido. Los británicos dieron a conocer la Thruxton TFC y la concept Rocket TFC esto para dar paso a la línea Triumph Factory Custom. Un nuevo concepto que surge para crear motocicletas completamente únicas y con toda la esencia de la firma desde fábrica, haciendo uso de elementos de alto calibre, una estética refinada y sin dejar de lado el performance.

Una serie numerada impregnada de lo mejor de lo mejor, diseño, ingeniería y por supuesto el carácter de Triumph, una marca que cuida detalles al máximo. Por ahora, la única moto que se rige completamente bajo esta nueva línea premium es la Thruxton TFC, incorporando mejoras en potencia, estilo y prestaciones. Si bien no existen cambios externos, encontramos una “carrocería” de elegante diseño e infinidad de elementos fabricados en fibra de carbono, tales como el carenado, salpicadera delantera, terminaciones de los escapes, etc.

En la parte estética el tono Carbon Black es quien gana protagonismo, combinado con detalles como el cepillado en los laterales del depósito de combustible, además de que se ha detallado con una fina línea dorada pintada a mano. Los toques dorados también están presentes por varios elementos, hablamos del carenado frontal, detalles en los emblemas, la llave y la propia cadena dorada. Brembo y Óhlins están presentes en sus respectivos apartados con pinzas radiales y suspensiones regulables respectivamente, en sí todos los elementos de esta Modern Classic han sido trabajados a conciencia. Tanto que la reducción de peso es de 5 kilogramos y la potencia se elevó 10 HP llegando a un total de 107.

La Thruxton TFC hace uso de acelerador electrónico, distintos modos de conducción, ABS y control de tracción, por mencionar algunos de sus apartados en cuanto a electrónica. La tecnología LED está presente, tanto atrás como adelante, incluso el faro cuenta con luz de día, embrague anti-rebote y arranque sin llave como elementos tecnológicos. Los escapes están firmados por Vance&Hines por lo que con la ganancia de potencia seguro que el sonido de esta montura es increíble.

Por otro lado la Rocket TFC no es más que un adelanto de la siguiente máquina en esta familia, de la que conoceremos más detalles una vez que llegue mayo, fecha pactada para conocerla a detalle. Triumph Factory Custom es sin duda un gran proyecto, del que se esperan grandes resultados y donde los propietarios de las motos TFC tendrán un plus.

Con esta Thruxton TFC se entregará un libro con la historia de fabricación de la moto, además de un certificado de autenticidad firmado por nada más y nada menos que Nick Bloor, CEO de Triumph. El precio de esta belleza inglesa es de 22,500 euros (más de 475 mil pesos), el estilo está más que definido, el stock es limitado por lo que sus futuros dueños deben darse prisa.

Notas Relacionadas